El socialismo es la búsqueda sostenida del reino de la libertad (fragmentos)

Décimo primera respuesta

Pero la sociología del trabajo, que fue fundacional de la disciplina toda, ha venido últimamente en descenso, ha perdido centralidad científica por la pérdida de la centralidad del trabajo, de su objeto de estudio, no sólo en Cuba, en todas partes. El último congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología del Trabajo se dedicó justamente a eso: a la recuperación de la centralidad del trabajo. Lo que molesta es que en Cuba pase también, que tengamos que luchar por esa recuperación, que sigamos vibrando en la misma cuerda de todo el mundo, como si fuéramos neoliberales, porque el trabajo para los neoliberales es una conducta de mercado, la sacan de su centralidad social, que sería reconocer la verdad: que los más importantes procesos vitales se determinen en el trabajo. […]

El trabajo como proceso social no llama la atención del denominado pensamiento único, justamente porque el trabajo los llevaría al análisis directo de una categoría social que es el trabajador, los trabajadores, las trabajadoras, y este es otro asunto que ellos no quieren tocar, ellos quieren tratar con todo el mundo de forma individual. Ahí vemos el ejemplo de la categoría competencia, que es un avance científico en muchos sentidos, pero cuya única expresión es individual. […]

El socialismo se construye, sobre todo, en la esfera del trabajo porque esa es la esfera que hace libre o esclaviza al ser humano; el trabajo en el socialismo no puede ser objeto de explotación y por eso no puede ser salarista, no puede ser el espacio donde se reciben mandatos gravitacionales que “bajan” desde este o aquel centro decisor. Tiene que ser un espacio de poder de los trabajadores que construyan el plan de acuerdo y en diálogo con todas las instancias, que planifiquen sus ingresos y su quehacer, donde se elijan sus directivos de acuerdo a un proyecto para el colectivo laboral. La libertad hay que construirla desde el trabajo. No se puede pensar en diseñar los procesos igual en el capitalismo que en el socialismo ¡y nadie me diga que los capitalistas son los que saben, porque eso además es falso! Si el socialismo no ha triunfado sobre el capitalismo es porque no ha sabido hacerlo desde los procesos de trabajo. No digo que sea fácil; digo con toda responsabilidad que es posible.

[…] Solo el hombre dueño de su proceso de trabajo puede ser dueño de su vida y el hecho de que esa condición se ejerza solo en colectivo es una oportunidad inédita para construir sus condiciones de existencia en paralelo con la construcción humana de cada cual. Siempre que omitamos el trabajo de nuestras proyecciones y análisis estamos también sacando al socialismo de la conversación.

Share

1 comentario

  1. estimado colegas si recordamos, lo dicho por Hugo Chávez alguna vez; cuando nos explicaba que “…el socialismo habría de ser económicamente eficiente o no sería socialismo…” mientras por su parte el señor Pdte. de Ecuador Rafael Correa nos regalaba la idea donde explicaba qué; “el socialismo debería de ser democrático, o no sería socialismo”. si hablamos de, un sistema que pretenda o plantea defender los intereses humanos y sociales, por sobre los meramente individuales o cualquiera otros entonces posiblemente coincidamos en que; el socialismo de nuestros tiempos tendrá que ser 1ro “democrático”. Luego y sustentado o respaldado también por esa democracia, ha de ser tal como merecemos y en 2do lugar “económicamente eficiente”. Para así, con todos los ingredientes que estos suman, entonces encontrar el camino hacia la 3ra regla, la cual no es otra que, la necesidad crear entre todos, un sistema “socialmente justo” y que estas reglas hoy son incluplidas al menos parcialmente sino en totalidad!!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.